Pionero de la Radioafición

TI4NRH
Amando Céspedes Marín

Navegante independiente de las ondas hertzianas, trotamundos, ingenioso pionero de las comunicaciones del país y uno de los primeros del planeta . Hombre de paz, espíritu universal , pero, sobre todo,sencillo, gentil, amistoso,eminentemente costarricense.

Eso, telegráficamente,se podría decir sobre Amando Céspedes Marín, un compatriota enamorado de la radio,que abrió el camino de la radiodifusión nacional, y que en ese quehacer colocó a Costa Rica en el mapa mundial.
Nació el 1 de agosto de 1881, en una humilde casa donde esta hoy está nuestro hermoso Teatro Nacional. Sus ojos y su voz que recorrió el orbe se apagaron para siempre el 17 de mayo de 1976.
Atrás quedo su obra cimera, como testimonio imperecedero que le coloca como el costarricense más internacional que hasta la fecha ha existido, y quizás como el más polifacético, el más versátil en su labor cotidiana.

En 1920 empieza a realizar las primeras emisiones que son captadas en diversas partes del mundo.
Incluso el legendario explorador Byrd, que se ha metido en el corazón blanco de la Antártida establece conexión con él por medio de las ondas, y se queda maravillado a tal punto, que años después se trasladaría a Costa Rica a fin de conocer a aquel hombre con el que hizo contacto.
Un industrial que paso por la isla del Coco capta las voces de Amando y también se deja venir hasta Heredia para entrevistarse con ese osado que rompió las fronteras geográficas para estrechar la calidez de su voz con personas allende los mares. De esa relación surgiría una revista internacional ( la ” Zenith “, que luego se convertiría en ” Zenit “), la cual Amando dirigió por espacio de 40 años.
La N.R.H (Norte-Radio-Heredia) se hizo famosa en casi todo el mundo.Y se hizo familiar asimismo la voz de este compatriota, que recibía cientos de cartas todos los meses de los más recónditos destinos.Además, con frecuencia se le invitaba a reuniones en diversos lugares, lo cual lo llevó a viajar por múltiples naciones.

Amando Céspedes Marín, a quien se llamo ” Abuelito de América ” y el ” Segundo Marconi ” que con solo 5 Watts cubrió con sus hondas todo el Continente , Desde Alaska hasta el cabo de Hornos durante 14 meses continuos , noche a noche y siempre al final de su trasmisión nuestro hermoso Himno Nacional.

1912 Filma la primera cinta cinematográfica,con motivo del Segundo Congreso Eucarístico de Costa Rica,y por tanto el primer camarógrafo del país.

1912 Filma el primer suceso con motivo del accidente que sufre el piloto francés Tercé, en una exhibición de aviación.

1921 Logra las primeras transmisiones de radio, convirtiéndose en el primer locutor del país.

1923 En su radioemisora de onda larga, en Heredia,abre el primer radioperiódico o noticiero radial, para lo cual lee las noticias del diario la Tribuna.

1924 Primer ensamblador de radios.(Llegó a manufacturar ochenta).

4 de mayo de 1928 Estrena su estación de onda corta, la quinta en el mundo.

2 de agosto de 1935 Efectúa la primera trasmisión a control remoto, de la provincia de Cartago a la provincia de San José, en la primera radioemisora católica, fundada por él, por encargo de monseñor Borges.

1971 El Dr. Manuel A. Cassartelli, profesor de la Universidad de Córdoba, Argentina, lo propone para el premio Nobel de la paz, de ese año, convirtiéndose en el primer costarricense en ser postulado para tal distinción.

4 de agosto de 1981 A los 3 días de haberse cumplido el centenario de su nacimiento, la Asamblea Legislativa lo declaró Benemérito de la Patria.